De Farraguas y del caos

De Farraguas

Farraguas o farragua: en Portugal y Extremadura se le llama al niño que va con los jarapales por fuera, mal vestido, desaliñado o de aspecto descuidado. Otro intento de definición académica: «de ideas confusas y desordenadas».

Esto ya debería darte una idea de por dónde van los tiros. ¿Pero qué es Farraguas? Me preguntas insistente, pues tu mente obtusa está entrenada para etiquetarlo todo. En este mundo contagiado de fake news, bulos, coachers y gurús literarios que te venden felicidad moderna en cubierta rústica, Farraguas es un concepto de edición desarrapado pero honesto.

De autoedición y edición

Farraguas empieza como un proyecto ácrata y ególatra de autoedición: una forma independiente de publicar mis libros. Hola, soy Jorge de Juan y soy farraguas, pero a veces cuando autopublico me llamo J. Mugido,  porque por aquí berreo más que cuando me publican en otros lares. Pero basta de hablar de mí.

Otra de las intenciones gestantes de todo esto era —y sigue siendo— montar una guarida chiquinina, pero exterior y con vistas, de gente escribana, escritora o escribiente de Extremadura y Portugal. Ya que por esos lares andamos tan mal de comunicaciones, Farraguas tiene el ánimo de ser una vía más, pequeñita pero firme, de contacto cultural con ese otro mundo desarrollado que solo nos tiene en cuenta en temporada vacacional o para ratinos de asueto.

Pero resulta que al poco de nacer Farraguas se me ha encabritado, como no podía ser de otra manera, y se me ha ido por las ramas para acabar acogiendo a una buena fauna de autores desatendidos. No engañemos, que hemos prometido ser honestos, si me mueve un motivo para editar las obras de estas criaturas es porque la calidad de sus creaciones hará que, tarde o temprano, pueda tirarme el farol: «¿Conoces a esa nueva promesa de la literatura que lo está petando en la escena contracultural? La descubrí yo».

«Ediciones» por aquí y «libros» por allá, pero… ¿el farragua este acepta manuscritos para publicar? A priori, no. Porque Farraguas no es una editorial al uso, esto son ediciones farraguas. ¿Que dónde está la diferencia? Pues como todo, en el diccionario.

editorial
nombre femenino
Empresa que se dedica a editar libros y otras publicaciones por medio de la imprenta u otros procedimientos de reproducción.
edición
nombre femenino
Preparación de un texto, una obra musical, una película o un programa de radio o televisión para ser publicado o emitido, cuidando de su forma y su contenido.

Por eso, si te rondan propósitos líricos, ya sean poéticos o prosaicos, o las cuestiones técnicas y estéticas son una mordaza para que tus musas se expresen libremente, te invito a  enrear por la web y bichear los servicios editoriales de Farraguas y, «ya si eso», pedir presupuesto para lo tuyo. Para hacerte una idea de las pintas que podría tener tu proyecto, ojea los libros.